Algunos restaurantes comienzan a cobrar el uso del baA�o a travA�s de apps